965 76 60 18 - Plaza 9 de octubre, 03778 Beniarbeig ajuntament@beniarbeig.org

Isabel Vicente López (Salamanca, 1971) es desde hace 15 años una de nuestras agentes de la Policía Local, pero fuera de Beniarbeig también es conocida por su actividad deportiva en pruebas de larga distancia, ya sea de natación, atletismo, excursionismo o bicicleta de todo tipo. Ha participado en pruebas de renombre internacional, como la Titan Desert (Marruecos), Pedals de Fuec y Carros de Foc (Pirineos), Travesía Tabarca-Santa Pola, la Baixada del Renaixement del Ebro (Tortosa) y la Iditarod Trail (Alaska ). También has ascendido a las dos principales cumbres europeas, el Montblanc (4.808m) y el Elbrús (5.642m).

Durante estos días diversos medios de comunicación se han hecho eco de tu participación en «La Magia del Kilimanjaro» y en «Bike for Girls», ¿qué son exactamente?

«La Magia del Kilimanjaro» somos un grupo de 5 mujeres que en junio vamos a intentar llegar al techo de África, el Kilimanjaro (5.895m), en bicicleta de montaña. No somos profesionales, somos mujeres amateurs, cada una con su trabajo y su familia. Dentro de este proyecto se encuentra Bike For Girls, con el que intentamos dotar a las niñas de Tanzania de bicicletas, ya que esto les facilita el acceso a la educación. Allí las escuelas están muy lejos y la única forma que tienen para desplazarse a la escuela de manera rápida y segura es la bicicleta.

¿Qué características tiene la ruta que haréis?

La mayor dificultad a la que nos enfrentaremos creo que será la altitud, porque cuando más alto estás menos oxígeno tienes. Serán cinco etapas en las que cada día subimos unos 1.000m. Iremos también acompañadas en cada etapa por mujeres porteadoras de allí, que nos transportan y preparan todo lo que necesitamos en cada jornada. Es un proyecto donde además de la parte deportiva también se quiere hacer ver que las mujeres pueden realizar trabajos que tradicionalmente han hecho sólo hombres.

¿Qué te lleva a adentrarte en estas experiencias?

Siempre he sido una persona deportivamente activa, de hecho estudié magisterio en la especialidad de educación física, pero sólo ejercí un curso, no estaba yo hecha para la docencia. Pero creo que ha sido mi hermano mayor, quien despertó en mí la atracción por el deporte. Él siempre lo ha practicado, hasta el punto de ser uno de los mejores escaladores españoles.

En este caso concreto se suma el componente solidario, pero el deporte de larga distancia me gusta porque pones el cuerpo al límite y es como si le dijeras: a ver hasta dónde podemos llegar. Entonces te das cuenta que siempre puedes llegar más lejos de lo que pensabas. Esto hace que te conozcas más a ti misma y te ayuda a enfrentarte a los problemas de tu día a día.

Además, lo que muchos no saben es que tú haces todo esto con un solo riñón.

Así es, cuando tenía 23 años los médicos se dieron cuenta que tenía los dos riñones juntos y esto hacía que no funcionaran bien. Me extirparon un riñón y medio y me dijeron que el deporte se me había acabado. Pero yo soy muy cabezota y empecé medio de escondidas a hacer deporte. Sorprendentemente, la parte del riñón que me quedaba fue recuperándose. Eso sí, también es verdad que yo cuido mucho la alimentación, y no fumo ni bebo alcohol.

Esperamos que os salga todo bien, y que podáis dotar a las escolares de Tanzania de muchas bicicletas.

Sí que me gustaría hacer un llamamiento a todos, porque aquí vivimos en una sociedad donde todos sabemos lo importante que es la educación para las personas, y tenemos la suerte de tener garantizada la educación básica, pero hay países donde esto no sucede y por eso quiero pedir la colaboración de todos aquellos que quieran participar en este proyecto con pequeñas donaciones que se pueden hacer desde esta página web.

Pin It on Pinterest