965 76 60 18 - Plaza 9 de octubre, 03778 Beniarbeig ajuntament@beniarbeig.org

Vicent Llorenç Arlandis (Denia, 1965) es actualmente el presidente del la Asociación de Colombicultura «La Estrella» de Beniarbeig, una dedicación que combina con su labor profesional como gestor inmobiliario.

Con motivo del Campeonato Regional de Palomos Deportivos que se está celebrando estos días en Beniarbeig, hablamos con Llorenç para que nos explique cómo encaran este evento que pondrá a nuestro pueblo en el centro del mapa de la colombicultura.

¿Cómo nace tu afición por la colombicultura?

A mí me nace porque mi padre y mi abuelo eran colombaires. Es una herencia. Desde los 4 años que voy con mi padre con las palomas, sobre todo en las sueltas de los sábados, que íbamos al castillo. Me viene de familia.

Quizás haya personas que no están tan familiarizadas con este deporte. ¿Serías capaz de explicar brevemente qué es y cómo funciona?

Es un deporte que para quien no lo conoce cuesta un poco de entender, porque la primera imagen que se tiene es la de los colombaires por las calles y por dentro de los campos mirando palomas, mirando hacia arriba… Y claro, es normal que digan; ¿esta gente qué busca?

De forma resumida, la finalidad de los palomos es que conquisten a la paloma y el palomo que se la lleva es el que gana. Esto son las sueltas, pero detrás de todo esto hay todo un largo proceso y una cultura entera de cría, selección y entrenamiento de los palomos, porque desde que son pichones hasta que compiten pasan unos 2 años, en los que los ves evolucionar. Con todo ese trabajo ves que estás haciendo algo bonito y es un gran orgullo personal poderlo ver.

Eso sí, es una afición que te tiene que gustar mucho, porque esto no es como tener un perro. Pide mucho tiempo, dedicación y espacio. Además, siempre estás pendiente de todos los peligros que tienen las palomas, como las alimañas, que cuando te descuidas un zorro se ha comido la paloma, o los cables de alta tensión. Por eso, a veces se nos ve un poco acelerados detrás de los palomos, pero es que unos segundos pueden marcar la diferencia entre salvar el palomo o que termine dentro de la barriga del zorro.

¿Cómo llegas a presidente de la asociación?

Hará unos 8 o 9 años ya fui presidente, coincidiendo con un campeonato como éste que hicimos. Ahora, hasta hace un par de años yo estaba de vicepresidente, y al retirarse el presidente que estaba, pues lo he sustituido yo, más que nada porque venía el campeonato y nos habíamos comprometido a hacerlo. Como en todas las aficiones, un cargo de este tipo es, sobre todo, mucho trabajo, pero lo cierto es que también es un honor trabajar para un club que en estos momentos está funcionando muy bien y es uno de los referentes comarcales.

Fundada en 1927, «La Estrella» habrá tenido diferentes épocas. ¿Cuál es el estado de la asociación en estos momentos?

Creo que estamos en un momento bastante bueno. Ahora somos 30 socios, y no somos más porque no queremos, porque hay peticiones de gente de los pueblos de alrededor que también estaría interesada. Somos un grupo bien avenido y trabajador, y el pueblo presta para disfrutar de los palomos, porque es un pueblo sin fincas demasiado altas, con árboles alrededor y campos. Es el escenario perfecto para los palomos.

Aparte, la gente del pueblo se ha criado viéndonos por el pueblo y sabe qué son los palomos. Aquí la gente suele ser muy respetuosa y eso siempre se agradece. Lo que ahora nos falta es acabar de llegar a los recién llegados, que independientemente de si vienen de lejos o de cerca, muchos no conocen la colombicultura y nos gustaría que lo hicieran, aunque sea para que cuando se encuentran un palomo pintado que nos avisan a nosotros o a la Policía Local. Creo que con el campeonato, entrevistas como estas y la difusión que está haciendo ADN Valencià por redes sociales, pueden servir de mucha ayuda para que todos nos acaban de conocer.

Al hablar de colombicultura y redes sociales, nos preguntamos; ¿Cómo ha evolucionado esta afición desde tus padres hasta ahora?

Como todo en este mundo, la colombicultura también ha cambiado. Aunque la base es la misma, sí se ha avanzado mucho en cuanto a preparación de los palomos y las tecnologías de seguimiento. Ahora los palomos tienen el veterinario siempre a punto, tienen una comida y suplementos, como vitaminas, y entrenan más veces a la semana que antes. Todo esto hace que físicamente estén muy bien. En cuanto al seguimiento, además de walkie-talkies y radar, ahora con el GPS se ha ganado mucho en precisión. También las palomas, que son la pieza clave de la colombicultura, son ahora más fuertes físicamente y más inteligentes.

A nivel económico también los palomos están mejor valorados y se mueve más dinero, por ejemplo, estamos hablando de que el premio de este campeonato son 10.000 €.

¿Cómo ves el futuro de la afición? ¿Hay relevo generacional?

La colombicultura actual tiene dos problemas. El primero es la desaparición de clubes, porque hay lugares donde ya no se pueden volar. Por ejemplo, hace 40 o 50 años el número uno era Dénia, pero ahora todo son fincas y allí ya no se puede hacer nada. Los palomos quieren pueblos con pocas casas y campo y arbolado por alrededor, como aquí, que tenemos pinos, algarrobos, cipreses…

El otro problema es el relevo, porque es una afición que exige mucho tiempo y la gente joven tienen todos demasiadas cosas. También se tiene que vivir en un pueblo que reúna las condiciones, tener algún padre o alguien cerca que lo entienda, tener una terraza, cajones y accesorios. Claro, eso hace que no sea del todo fácil, pero también es verdad que es un deporte que si de pequeño lo has vivido, algo siempre queda. De hecho, lo que veamos mucho es que los jóvenes se lo dejan cuando tienen 15 o 16 años porque es una edad donde, es normal, que empiezas a salir y quedar más, pero cuando ya son adultos y tienen 25 o 27 años, entonces vuelven. Por nuestra parte, la forma de favorecer que vuelven es haciendo ver toda la actividad que tenemos y recordando que tienen las puertas abiertas.

¿Cómo se prevé el campeonato?

La Comunidad de Valenciana está dividida en cuatro regiones, nosotros estamos en la 3, que aglutina las comarcas del sur de la provincia de Valencia y las del norte de Alicante. Estamos en una zona donde hay mucha afición, ya que en los pueblos de La Safor y La Vall d’Albaida hay mucho nivel y todos esos pueblos son los que vienen a competir aquí, así que será un campeonato muy interesante.

¿Cómo pueden seguir los beniarbegins el campeonato?

Con todo esto del COVID-19 no podemos hacer una llamada a que la gente venga a verlo, de hecho no podemos tener ni una pizarra oficial en la que ir poniendo los resultados, pero desde la Federación de Colombicultura de la Comunidad Valenciana se ha llegado a un acuerdo con la plataforma ADN Valencià, la cual lo retransmitirá en directo o diferido, así que animamos a quien le interese que lo siga por la red.

Nuestra intención es dar a conocer el campeonato y la colombicultura, así que si nos ves por el pueblo y alguien quiere preguntarnos algo, nosotros estamos siempre encantados de explicar y compartir nuestra afición.

Por último, sólo me gustaría disculparme por si debido al campeonato, en algún momento puntual debemos cortar alguna calle, obstaculizamos algún camino o entramos en algún campo de naranjos. Podéis estar bien seguros que nosotros siempre intentamos generar las mínimas molestias.

Pin It on Pinterest